jueves, 22 de febrero de 2018

Viernes 23 de febrero He pecado contra Jehová (2 Sam. 12:13).

Viernes 23 de febrero

He pecado contra Jehová (2 Sam. 12:13).
David aceptó la corrección que le dio el representante de Dios, el profeta Natán. También oró a Jehová, le confesó sus pecados y expresó su deseo sincero de recuperar su favor (Sal. 51:1-17). No permitió que el sentimiento de culpabilidad lo paralizara, sino que aprendió de sus errores. De hecho, nunca repitió aquellos graves pecados. Años después, murió fiel. Jehová nunca olvidará su vida de lealtad (Heb. 11:32-34). ¿Qué aprendemos del ejemplo de David? Si cometemos un pecado grave, tenemos que arrepentirnos de corazón y buscar el perdón de Jehová. Debemos confesarle nuestros pecados (1 Juan 1:9). También tenemos que hablar con los ancianos, para que nos den ayuda espiritual (Sant. 5:14-16). Si aprovechamos todo lo que Jehová ha puesto a nuestra disposición, demostramos que confiamos en su promesa de sanarnos y perdonarnos. Además, debemos aprender de los errores cometidos, seguir sirviendo a Jehová y mirar al futuro con confianza (Heb. 12:12, 13). w17.01 1:13, 14

(2 Samuel 12:13)  David ahora dijo a Natán: “He pecado contra Jehová”. Ante lo cual Natán dijo a David: “Jehová, a su vez, efectivamente deja pasar tu pecado. No morirás.
(Salmo 51:1-17) Muéstrame favor, oh Dios, conforme a tu bondad amorosa.Conforme a la abundancia de tus misericordias, borra mis transgresiones.  2 Lávame cabalmente de mi error,y límpiame aun de mi pecado.  3 Pues mis transgresiones yo mismo conozco,y mi pecado está enfrente de mí constantemente.  4 Contra ti, contra ti solo, he pecado,y lo que es malo a tus ojos he hecho,a fin de que resultes justo cuando hables,para que estés libre de culpa cuando juzgues.  5 ¡Mira! Con error fui dado a luz con dolores de parto,y en pecado me concibió mi madre.  6 ¡Mira! Te has deleitado en la veracidad misma en lo interior;y en el yo secreto quieras hacerme conocer sabiduría pura.  7 Quieras purificarme del pecado con hisopo, para que yo sea limpio;quieras lavarme, para que quede hasta más blanco que la nieve.  8 Quieras hacerme oír alborozo y regocijo,para que estén gozosos los huesos que has aplastado.  9 Oculta tu rostro de mis pecados,y borra aun todos mis errores. 10 Crea en mí hasta un corazón puro, oh Dios,y pon en mí un espíritu nuevo, uno [que sea] constante. 11 No me arrojes de delante de tu rostro;y tu espíritu santo, oh, no me lo quites. 12 Restáurame, sí, el alborozo de la salvación por ti,y quieras sostenerme aun con un espíritu bien dispuesto. 13 Ciertamente enseñaré a los transgresores tus caminos,para que los pecadores mismos se vuelvan directamente a ti. 14 Líbrame de la culpa de sangre, oh Dios, el Dios de mi salvación,para que mi lengua informe gozosamente acerca de tu justicia. 15 Oh Jehová, quieras abrir estos labios míos,para que mi propia boca anuncie tu alabanza. 16 Porque no te deleitas en sacrificio... de otro modo [lo] daría;en holocausto no te complaces. 17 Los sacrificios para Dios son un espíritu quebrantado;un corazón quebrantado y aplastado, oh Dios, no lo despreciarás.
(Hebreos 11:32-34)  ¿Y qué más diré? Porque me faltará tiempo si sigo contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como también de Samuel y de los [demás] profetas, 33 que por fe derrotaron reinos en conflicto, efectuaron justicia, obtuvieron promesas, taparon bocas de leones, 34 detuvieron la fuerza del fuego, escaparon del filo de la espada, de un estado débil fueron hechos poderosos, se hicieron valientes en guerra, pusieron en fuga a los ejércitos de extranjeros.
(1 Juan 1:9)  Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda injusticia.
(Santiago 5:14-16)  ¿Hay alguno enfermo entre ustedes? Que llame a [sí] a los ancianos de la congregación, y que ellos oren sobre él, untándo[lo] con aceite en el nombre de Jehová. 15 Y la oración de fe sanará al indispuesto, y Jehová lo levantará. También, si hubiera cometido pecados, se le perdonará. 16 Por lo tanto, confiesen abiertamente sus pecados unos a otros y oren unos por otros, para que sean sanados. El ruego del hombre justo, cuando está en acción, tiene mucho vigor.
(Hebreos 12:12, 13)  Por lo tanto, enderecen las manos que cuelgan y las rodillas debilitadas, 13 y sigan haciendo sendas rectas para sus pies, para que lo cojo no se descoyunte, sino que, más bien, sea sanado.


13. ¿Cómo se recuperó David espiritualmente?
13 Lo que David podía hacer. David dejó que Jehová lo ayudara a recuperarse espiritualmente. Por ejemplo, aceptó la corrección que le dio el representante de Jehová, el profeta Natán (2 Sam. 12:13). También oró a Jehová, le confesó sus pecados y expresó su deseo sincero de recuperar su favor (Sal. 51:1-17). No permitió que el sentimiento de culpabilidad lo paralizara, sino que aprendió de sus errores. De hecho, nunca repitió aquellos graves pecados. Años después, murió fiel. Jehová nunca olvidará su vida de lealtad (Heb. 11:32-34).
14. ¿Qué aprendemos del ejemplo de David?
14 ¿Qué aprendemos del ejemplo de David? Si cometemos un pecado grave, tenemos que arrepentirnos de corazón y buscar el perdón de Jehová. Debemos confesarle nuestros pecados (1 Juan 1:9). También tenemos que hablar con los ancianos, para que nos den ayuda espiritual (lea Santiago 5:14-16). Si aprovechamos todo lo que Jehová ha puesto a nuestra disposición, demostramos que confiamos en su promesa de sanarnos y perdonarnos. Además, debemos aprender de los errores cometidos, seguir sirviendo a Jehová y mirar al futuro con confianza (Heb. 12:12, 13).

Creciendo con la Palabra de Dios en la fe

Creciendo con la Palabra de Dios en la fe

Introducción
Josué 3: 1-17: Como los israelitas se preparan para cruzar el río Jordán, Josué dice a la gente a seguir los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza. El agua deja de fluir cuando los sacerdotes paso en el río, y la gente ir al otro lado en la tierra seca.

Escrituras de hoy: Josué 3: 9
Josué dijo al pueblo: “Ven aquí y escuchar lo que el Señor su Dios tiene que decir.”

La lectura de hoy

El Pueblo de Israel cruzar el Jordán

1 A la mañana siguiente Josué y todo el pueblo de Israel se levantaron temprano, salieron del campamento en Acacia, y llegaron al Jordán, donde acamparon a la espera de cruzarlo. 2 Tres días después, los líderes recorrieron el campamento 3 y dijeron a la gente: “Cuando vea los sacerdotes que llevaban el arca del Señor, tu Dios, levantar el campamento y seguir ellos. 4 Nunca has estado aquí antes, así que va a mostrar el camino a seguir. Pero no acercarse al arca; mantenerse a una media milla detrás de él “.
5 Josué dijo al pueblo, “Purificaos, porque mañana el Señor va a hacer milagros entre vosotros.” 6 Entonces él les dijo a los sacerdotes a tomar el arca e ir con ella por delante de las personas. Hicieron lo que dijo.
7 El Señor dijo a Josué: “Lo que hago hoy hará que todo el pueblo de Israel empiezan a respetarte como un gran hombre, y se darán cuenta de que yo estoy contigo como estuve con Moisés. 8 Di a los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza que cuando lleguen al río, tienen que meterse en y de pie cerca de la orilla “.
9 Entonces Josué dijo al pueblo: “Ven aquí y escuchar lo que el Señor su Dios tiene que decir. 10 A medida que avances, seguramente expulsar a los cananeos, los hititas, los heveos, ferezeos, los gergeseos, los amorreos y los jebuseos. Usted sabrá que el Dios vivo está entre vosotros 11 cuando el arca del Señor de toda la tierra cruza el Jordán delante de usted. 12 Ahora escoja doce hombres, uno de cada una de las tribus de Israel. 13 Cuando los sacerdotes que llevan el arca del Señor de toda la tierra pusieron sus pies en el agua, el Jordán dejará de fluir, y el agua que aguas abajo se acumulan en un solo lugar “.
14-15 que era el momento de la cosecha, y el río era en la inundación.
Cuando las personas abandonaron el campamento para pasar el Jordán, los sacerdotes iban delante de ellos, llevando el arca. Tan pronto como los sacerdotes entraron en el río, 16 el agua dejó de fluir y apilados, lejos aguas arriba de Adam, la ciudad cerca de Saretán. El flujo de aguas abajo hasta el Mar Muerto se corta completamente, y la gente era capaz de cruzar cerca de Jericó. 17 Si bien las personas cruzaron sobre tierra seca, los sacerdotes que llevan Pacto caja del Señor 's de pie en tierra seca en medio del Jordán, hasta que todas las personas que habían cruzado.

Reflejar
Vuelva a leer versos 2-6. ¿Cuáles son las personas que dijeron que hiciera? Antes de cruzar el río Jordán, Josué le dice a la gente “Jehová hará milagros entre vosotros” (versículo 5). Lo que se llevaron a cabo milagros? El cruce del río Jordán se puede comparar con el paso del Mar Rojo bajo el liderazgo de Moisés (véase Éxodo 14). ¿De qué manera estos cruces de ríos similar? ¿En qué se diferencian?

Orar
Señor, enséñame a seguir y observar sus mandamientos. Ordena mis pasos este día para que todo lo que hago está de acuerdo con su voluntad. Amén.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Jueves 22 de febrero Feliz es aquel cuya sublevación le es perdonada (Sal. 32:1).

Jueves 22 de febrero

Feliz es aquel cuya sublevación le es perdonada (Sal. 32:1).
Algunas personas tal vez estén angustiadas debido a errores que cometieron en el pasado. A veces, el rey David no podía dejar de pensar en sus faltas y reconoció que gemía por la angustia que sentía en el corazón (Sal. 38:3, 4, 8, 18). ¿Qué era lo mejor que podía hacer? Confió en que Jehová le mostraría misericordia y lo perdonaría (Sal. 32:2, 3, 5). En otras ocasiones, lo que nos inquieta tal vez sea el presente. Por ejemplo, cuando David escribió el Salmo 55, temía por su vida (Sal. 55:2-5). Pero no permitió que la ansiedad acabara con su confianza en Jehová. Oró intensamente sobre sus problemas, aunque también sabía que debía dar pasos concretos para resolverlos (2 Sam. 15:30-34). Aprendemos una lección de David. En lugar de permitir que nos domine la ansiedad, tomemos las medidas que podamos para hacer frente a la situación y dejémosla con confianza en manos de Jehová. w16.12 3:14, 15

(Salmo 32:1) Feliz es aquel cuya sublevación le es perdonada, cuyo pecado le es cubierto.
(Salmo 38:3, 4)  No hay parte sana en mi carne a causa de tu denunciación.No hay paz en mis huesos debido a mi pecado.  4 Porque mis propios errores han pasado sobre mi cabeza;como una carga pesada son demasiado pesados para mí.
(Salmo 38:8)  Me he entumecido y he quedado aplastado hasta grado extremo;he rugido por causa del gemido de mi corazón.
(Salmo 38:18)  Porque procedí a informar acerca de mi propio error;empecé a inquietarme a causa de mi pecado.
(Salmo 32:2, 3)  Feliz es el hombre en cuya cuenta Jehová no imputa error,y en cuyo espíritu no hay engaño.  3 Cuando me quedé callado, se me gastaron los huesos por mi gemir todo el día.
(Salmo 32:5)  Por fin te confesé mi pecado, y no encubrí mi error.Dije: “Haré confesión acerca de mis transgresiones a Jehová”.Y tú mismo perdonaste el error de mis pecados. Sélah.
(Salmo 55:encabezamiento-23) director sobre instrumentos de cuerda. Maskil. De David. 55 Presta oído, sí, oh Dios, a mi oración;y no te escondas de mi petición de favor.  2 De veras préstame atención y respóndeme.Mi preocupación me impele a vagar con desasosiego,y no puedo menos que mostrar inquietud, 3 debido a la voz del enemigo, a causa de la premura del inicuo.Porque siguen haciendo caer sobre mí lo que es perjudicial,y en cólera me abrigan animosidad.  4 Mi corazón mismo está con dolor fuerte dentro de mí,y los terrores de la muerte misma han caído sobre mí.  5 Temor, sí, el temblor mismo entra en mí,y me cubre estremecimiento.  6 Y sigo diciendo: “¡Ay, que tuviera alas como las tiene la paloma!Me iría volando y residiría.  7 ¡Mira! Lejos me iría en vuelo;me alojaría en el desierto. —Sélah— 8 Me apresuraría a un lugar de escape para mí del viento impetuoso, de la tormenta”.  9 Confunde, oh Jehová, divide la lengua de ellos,porque he visto violencia y reyerta en la ciudad. 10 Día y noche le dan la vuelta sobre sus muros;y nocividad y penoso afán están dentro de ella. 11 Adversidades están dentro de ella;y de su plaza pública no se han alejado la opresión y el engaño. 12 Porque no fue un enemigo quien procedió a vituperarme;de otro modo yo podría soportarlo.No fue uno que me odiara intensamente quien se dio grandes ínfulas contra mí;de otro modo yo podría ocultarme de él. 13 Sino que fuiste tú, un hombre mortal que era como mi igual,uno que me era familiar y conocido mío,14 porque disfrutábamos de dulce intimidad juntos;en la casa de Dios entrábamos andando con el gentío. 15 ¡Desolaciones [estén] sobre ellos!Desciendan vivos al Seol;porque durante su residencia como forasteros ha habido cosas malas dentro de ellos. 16 En cuanto a mí, a Dios clamaré;y Jehová mismo me salvará. 17 Por la tarde y la mañana y el mediodía no puedo menos que mostrar preocupación, y lanzo quejidos,y él oye mi voz. 18 Él ciertamente redimirá [y pondrá] en paz mi alma de la pelea que se hace contra mí,porque en multitudes han venido a estar contra mí. 19 Dios oirá y les responderá,aun Aquel que está sentado [entronizado] como en el pasado —Sélah—a aquellos con quienes no hay cambiosy quienes no han temido a Dios. 20 Él ha alargado las manos contra los que estaban en paz con él;ha profanado su pacto. 21 Más suaves que mantequilla son [las palabras de] su boca,pero su corazón está dispuesto a pelear.Sus palabras son más blandas que aceite,pero son espadas desenvainadas. 22 Arroja tu carga sobre Jehová mismo,y él mismo te sustentará.Nunca permitirá que tambalee el justo. 23 Pero tú mismo, oh Dios, los harás descender al hoyo más bajo.En cuanto a hombres culpables de sangre y engañosos, no alcanzarán a vivir la mitad de sus días.Pero en cuanto a mí, yo confiaré en ti.
(Salmo 55:2-5)  De veras préstame atención y respóndeme.Mi preocupación me impele a vagar con desasosiego,y no puedo menos que mostrar inquietud, 3 debido a la voz del enemigo, a causa de la premura del inicuo.Porque siguen haciendo caer sobre mí lo que es perjudicial,y en cólera me abrigan animosidad.  4 Mi corazón mismo está con dolor fuerte dentro de mí,y los terrores de la muerte misma han caído sobre mí.  5 Temor, sí, el temblor mismo entra en mí,y me cubre estremecimiento.
(2 Samuel 15:30-34)  Y David iba subiendo por la cuesta de los Olivos, llorando al subir, con la cabeza cubierta; y andaba descalzo, y toda la gente que estaba con él se cubrió cada uno la cabeza, y subían, llorando al subir. 31 Y a David se hizo el informe, y se dijo: “Ahitofel mismo está entre los que están conspirando con Absalón”. A lo que dijo David: “¡Vuelve, por favor, en tontedad el consejo de Ahitofel, oh Jehová!”. 32 Y aconteció que, cuando David mismo llegó a la cumbre donde la gente solía inclinarse ante Dios, aquí [venía] a su encuentro Husai el arkita, con su traje talar rasgado y tierra sobre la cabeza. 33 Sin embargo, David le dijo: “Si tú realmente cruzaras conmigo, entonces ciertamente llegarías a ser una carga sobre mí. 34 Pero si vuelves a la ciudad y realmente dices a Absalón: ‘Soy siervo tuyo, oh rey. Antes demostraba ser siervo de tu padre, aun yo en aquel tiempo, pero ahora yo mismo soy siervo tuyo’, entonces me tendrás que frustrar el consejo de Ahitofel.

Creciendo con la Palabra de Dios en la fe

Creciendo con la Palabra de Dios en la fe

Introducción
Joshua 2: 1-24: Joshua envía dos espías a explorar la tierra de Canaán. En la ciudad de Jericó se encuentran con Rahab, una mujer que se esconde de ellos al rey de Jericó, y les pide que perder su casa cuando los israelitas entren en la tierra.

Escrituras de hoy: Joshua 2: 11b
[Rahab dijo]: “El Señor tu Dios es Dios arriba en los cielos y en la tierra.”

La lectura de hoy

Josué envía espías a Jericó

1 Entonces Josué envió dos espías del campo en Acacia con la orden de ir y en secreto explorar la tierra de Canaán, en especial la ciudad de Jericó. Cuando llegaron a la ciudad, fueron a pasar la noche en la casa de una prostituta llamada Rahab. 2 El rey de Jericó oyó que algunos israelitas habían llegado esa noche a reconocer la tierra, 3 por lo que envió a decir a Rahab: “Los hombres en su casa han llegado a reconocer a todo el país! Llevarlos a cabo!”
4-6 “Algunos hombres vino a mi casa”, respondió ella, “pero no sé de dónde eran. Dejaron al atardecer antes de que la puerta de la ciudad fue cerrado. No he encontrado a dónde iban, pero si se inicia después de ellos rápidamente, puede capturarlos.”(Ahora Rahab había tomado a los dos espías en el techo y oculto bajo algunos tallos de lino que había puesto allí .) 7 los hombres del rey salieron de la ciudad, y luego se cerró la puerta. Ellos fueron a buscar a los espías israelitas hasta el lugar donde el camino cruza el Jordán.
8 Antes de que los espías se establecieron para la noche, Rajab subió al techo9 y les dijo: “Yo sé que el Señor os ha dado esta tierra. Todo el mundo en el país está aterrorizado de ti. 10 Hemos oído cómo el Señor secó el mar Rojo delante de ti cuando la salida de Egipto. También hemos oído que has matado a Sehón ya Og, los dos reyes amorreos al este del Jordán. 11 Temíamos tan pronto como hemos escuchado sobre él; hemos perdido todo nuestro coraje gracias a ti. El Señor tu Dios es Dios arriba en los cielos y en la tierra. 12 Ahora juran por lo que va a tratar a mi familia tan amablemente como yo os he tratado, y me da alguna señal de que puedo confiar en usted. 13 Prométeme que va a salvar a mi padre y la madre, mis hermanos y hermanas, y todas sus familias! No vamos a maten!”
14 Los hombres le dijeron: “Que Dios tome nuestras vidas si no hacemos lo que decimos! Si usted no le dice a nadie lo que hemos estado haciendo, le prometemos que cuando el Señor nos da esta tierra, te trataremos bien “.
15 Rahab vivía en una casa construida en la muralla de la ciudad, por lo que deja a los hombres por la ventana con una cuerda. 16 “Id a la región montañosa,” dijo ella, “o los hombres del rey te encontrará. Ocultar allí por tres días hasta que vuelvan. Después de eso, se puede ir en su camino “.
17 Los hombres le dijeron: “Vamos a mantener la promesa que ha hecho darnos. 18 Esto es lo que debe hacer. Cuando nos invaden su tierra, ata este cordón rojo a la ventana que nos bajas de. Obtenga su padre y su madre, sus hermanos ya toda la familia de su padre juntos en su casa. 19 Si alguien se sale de la casa, su muerte será su culpa, y no será responsable; pero si hay alguien en la casa con que se vea perjudicada, a continuación, vamos a ser responsables. 20 Sin embargo, si usted le dice a nadie lo que hemos estado haciendo, entonces no tiene que cumplir la promesa que ha hecho a darle.”21Ella estuvo de acuerdo y los despidió. Cuando se fueron, ella ató el cordón rojo a la ventana.
22 Los espías entraron en las colinas y se escondieron. Los hombres del rey buscaron todos ellos sobre el campo durante tres días, pero no las encontraron, por lo que regresaron a Jericó. 23 Entonces los dos espías bajaron de las colinas, cruzaron el río, y se volvió a Joshua. Ellos le contaron todo lo que había sucedido, 24 y luego dijo: “Estamos seguros de que el Señornos ha dado todo el país. Todas las personas allí tienen miedo de nosotros “.

Reflejar
¿Cómo Rahab oculta a los espías? ¿Qué te dijo los hombres del rey? ¿A qué se la pida a los espías israelitas? Con base en la lectura de hoy, ¿cómo describiría Rahab? ¿Cuáles son sus pensamientos con respecto a las acciones que tomó? Lo que causó que ella exprese su fe en el Dios de los israelitas? ¿Cómo expresar su fe en Dios?

Orar
Señor Dios del cielo y de la tierra, pongo mi confianza en ti, sabiendo que estoy siempre bajo su atenta mirada y en su cuidado amoroso. Amén.

martes, 20 de febrero de 2018

Miércoles 21 de febrero Los que viven en conformidad con la carne fijan la mente en las cosas de la carne; pero los que viven en conformidad con el espíritu, en las cosas del espíritu (Rom. 8:5).

Miércoles 21 de febrero

Los que viven en conformidad con la carne fijan la mente en las cosas de la carne; pero los que viven en conformidad con el espíritu, en las cosas del espíritu (Rom. 8:5).
Algunos podrían pensar que en este texto se está hablando de la diferencia entre los que no están en la verdad y los que sí lo están, entre quienes no son cristianos y quienes sí lo son. Sin embargo, Pablo escribió a “los que están en Roma como amados de Dios, llamados a ser santos” (Rom. 1:7). Por lo tanto, el contraste es entre cristianos que andaban en conformidad con la carne y cristianos que andaban en conformidad con el espíritu. El apóstol relacionó vivir “en conformidad con la carne” con “las pasiones pecaminosas” que actuaban en su cuerpo (Rom. 7:5). Al hablar de “los que fijan la mente en las cosas de la carne”, Pablo estaba hablando de personas que se dejan dominar por los deseos de su carne imperfecta o que están centradas en satisfacerlos. Son, por lo general, los que siguen sus deseos, impulsos y pasiones, ya sean sexuales o de otra clase. w16.122:5, 7

(Romanos 8:5)  Porque los que están en conformidad con la carne fijan la mente en las cosas de la carne; pero los que están en conformidad con el espíritu, en las cosas del espíritu.
(Romanos 1:7)  a todos los que están en Roma como amados de Dios, llamados a ser santos:Que tengan bondad inmerecida y paz de parte de Dios nuestro Padre y de[l] Señor Jesucristo.
(Romanos 7:5)  Porque cuando estábamos en conformidad con la carne, las pasiones pecaminosas que eran excitadas por la Ley obraban en nuestros miembros para que produjéramos fruto para muerte.


5. ¿De qué asunto importante habló Pablo en Romanos 8:4-13?
5 (Lea Romanos 8:4-13). El capítulo 8 de Romanos hace un contraste entre quienes andan “en conformidad con la carne” y quienes andan “en conformidad con el espíritu”. Algunos podrían pensar que se está hablando de la diferencia entre los que no están en la verdad y los que sí lo están, entre quienes no son cristianos y quienes sí lo son. Sin embargo, Pablo escribió a “los que están en Roma como amados de Dios, llamados a ser santos” (Rom. 1:7). Por lo tanto, el contraste es entre cristianos que andaban en conformidad con la carne y cristianos que andaban en conformidad con el espíritu. ¿A qué se refería exactamente?


Pero ¿de qué “carne” hablaba Pablo en Romanos 8:4-13? El capítulo 7 nos da una pista. El apóstol relacionó vivir “en conformidad con la carne” con “las pasiones pecaminosas” que actuaban en su cuerpo (Rom. 7:5). Esto nos ayuda a entender mejor a quiénes se refería al decir que “los que están en conformidad con la carne fijan la mente en las cosas de la carne”. Estaba hablando de personas que se dejan dominar por los deseos de su carne imperfecta o que están centradas en satisfacerlos. Son, por lo general, los que siguen sus deseos, impulsos y pasiones, ya sean sexuales o de otra clase.

Creciendo con la Palabra de Dios en la fe

Creciendo con la Palabra de Dios en la fe

Introducción
Josué 1: 1-18: El libro de Josué es la historia de cómo los israelitas entraron en Canaán bajo el liderazgo de Josué, sucesor de Moisés. En la lectura de hoy, Joshua se asegura que el Señor estará con él como las personas se preparan para ocupar la tierra que Dios había prometido a sus antepasados.

Escrituras de hoy: Josué 1: 9b
“No temas ni desmayes, porque yo, el Señor su Dios, estoy con usted dondequiera que vaya.”

La lectura de hoy

Dios ordena a Josué a conquistar Canaán

1 Después de la muerte del Señor 's servidor Moisés, el Señor habló a Moisés ayudante, Josué hijo de Nun. 2 Él dijo: “Mi siervo Moisés ha muerto. Prepárese ahora, y todo el pueblo de Israel, y cruzar el río Jordán a la tierra que yo les estoy dando. 3 Como le dije a Moisés: Yo te he dado y todo mi pueblo de toda la tierra que van a marchar otra vez. 4 Sus fronteras llegarán desde el desierto en el sur hasta las montañas del Líbano en el norte; Del gran río Eufrates en el este, a través del país hitita, en el Mar Mediterráneo en el oeste. 5 Joshua, nadie será capaz de derrotar a usted mientras usted vive. Yo estaré contigo como estuve con Moisés. Siempre estaré contigo; Nunca te abandonaré. 6 y seas valiente, para usted será el líder de estas personas ya que ocupan esta tierra que prometí a sus antepasados. 7 Solo debe estar determinado, estar seguro; y asegúrese de que usted obedece toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No se olviden de cualquier parte de ella y que tendrá éxito donde quiera que vaya. 8 Asegúrese de que el libro de la ley siempre se lee en su culto. Estudiar día y noche, y asegúrese de que usted obedece todo lo escrito en ella. Entonces serás próspero y exitoso. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque yo, elSeñor su Dios, estoy con usted dondequiera que vaya.”

Joshua da órdenes a las personas

10 Entonces Josué ordenó a los líderes de 11 ir a través del campamento, y digan al pueblo: “Obtener algo de comida preparada, ya que en tres días se va a cruzar el río Jordán para ocupar la tierra que el Señor tu Dios te da.”
12 Josué dijo a las tribus de Rubén y Gad ya la media tribu de Manasés, 13“Recuerda como la esclava del Señor s Moisés le dijo que el Señor su Dios les daría esta tierra en el lado oriental del Jordán como su casa . 14 Vuestras mujeres, sus hijos y su ganado permanecerán aquí, pero sus soldados, armados para la batalla, cruzarán por delante de los hijos de Israel con el fin de ayudarles a 15 hasta que han ocupado la tierra al oeste del Jordán, que Jehovátu Dios les ha dado. Cuando se ha determinado la seguridad de todas las tribus de Israel, entonces puede regresar y establecerse aquí en su propia tierra al este del Jordán, que Moisés, siervo del Señor 's, dio a usted “.
16 Ellos respondieron a Josué: “Haremos todo lo que nos ha dicho y se ir a cualquier lugar que nos envíe. 17 Obedeceremos que, del mismo modo que siempre obedecimos a Moisés, y que el Señor tu Dios sea contigo, como estuvo con Moisés! 18 El que cuestiona su autoridad o desobedece cualquiera de sus pedidos serán puestos a la muerte. Y seas valiente!”

Reflejar
¿Qué promete el Señor Joshua? ¿Qué instrucciones se da Joshua? ¿Por qué se le dice a Josué que se determine y seguros (versículos 6, 7, 9)? Sabiendo que él fue elegido para suceder a Moisés, lo que podría pensamientos de Joshua haber sido en ese momento? ¿Qué retos personas hoy en día la cara cuando tienen éxito a alguien que ha sido famoso y exitoso?

Orar
Señor Dios, que está conmigo dondequiera que vaya. Con confianza en su amor y cuidado firme, sé que nunca me abandonará y no necesita tener miedo o desanimado. Amén.

Isaías y los Serafim

La purificación ardiente de los labios de Isaías

Las palabras de Isaías se encuentran entre las profecías más preciadas de toda la Biblia. Pero antes de que Isaías comenzara a recibir la profecía por parte del Señor, fue sometido a un ritual de iniciación en el Templo. Su boca fue limpiada con un carbón encendido sacado del altar. Luego, un serafín declaró: "Mira, esta brasa ha tocado tus labios. Tu maldad te ha sido quitada, tus culpas te han sido perdonadas" (Isaías 6:7). ¿Por qué era necesario quemar los labios de Isaías?

"Por encima de él había serafines"

Tal como los ángeles, los serafines son mensajeros divinos. Su trabajo es proclamar la gloria de Dios. Con voces estruendosas, éstos proclaman "Santo, Santo, Santo", sacudiendo los cimientos del Templo (6:3-4). Pero ellos tienen otro trabajo más: custodiar el trono del Señor en el Sanctasanctórum. Lo hacen utilizando fuego. La palabra hebreaserafim (שְּׂרָפִים) proviene de la raíz SRF (שרפ) que significa "quemar". Los serafines son "quemadores" de seis alas que utilizan el fuego para detener a los intrusos.
El significado hebreo originario de la palabra serafín aclara mucho la famosa primera visión de Isaías. Ésta es precisamente la razón por la cual Isaías dice que "la casa se llenó de humo" (6:4). Además, ésta es la razón por la cual el serafín utilizó un "carbón encendido del altar" para purificar sus labios (6:7)

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.