sábado, 28 de febrero de 2015

estudio atalaya-Demos gracias a Jehová-Den gracias a Jehová, porque él es bueno.” (SAL. 106:1)

Demos gracias a Jehová

"Den gracias a Jehová, porque él es bueno." (SAL. 106:1)

¿QUÉ CONTESTARÍA?
•¿Qué nos enseña el ejemplo del apóstol Pablo sobre la gratitud?
•¿Cómo nos ayudan la meditación y la oración a ser agradecidos?
•¿Por qué es útil que reflexionemos en nuestras bendiciones al afrontar pruebas?

1. ¿Por qué merece Jehová nuestra gratitud?

JEHOVÁ, la fuente de "toda dádiva buena y todo don perfecto", merece nuestra gratitud (Sant. 1:17). Como Pastor amoroso, cuida de nuestras necesidades físicas y espirituales (Sal. 23:1-3). Ha demostrado ser nuestro "refugio y fuerza", especialmente en momentos de angustia (Sal. 46:1). Por eso, nos sentimos como el salmista que escribió: "Den gracias a Jehová, porque él es bueno; porque su [amor leal] es hasta tiempo indefinido", para siempre (Sal. 106:1).

Texto del año para el 2015: "Den gracias a Jehová, porque él es bueno." (Salmo 106:1)

2, 3. a) ¿Por qué es tan fácil volverse desagradecido? b) ¿Qué preguntas vamos a analizar en este artículo?

2 ¿Por qué es importante que nos preguntemos si somos agradecidos? Porque, tal como se predijo, en estos últimos días las personas son cada vez más ingratas (2 Tim. 3:2). Muchas no aprecian lo que Jehová ha hecho por ellas. Debido a la influencia del mundo comercial y su publicidad, millones de personas están obsesionadas con conseguir más cosas en lugar de estar contentas con lo que tienen. Y a nosotros nos podría pasar lo mismo. Como les sucedió a los israelitas, podríamos volvernos desagradecidos y dejar de valorar nuestra preciosa amistad con Jehová y las bendiciones que hemos recibido de él (Sal. 106:7, 11-13).

3 Pensemos también en lo que puede ocurrir cuando afrontamos pruebas difíciles. ¡Qué fácil sería, en esas circunstancias, centrarnos en lo malo y perder de vista nuestras bendiciones! (Sal. 116:3.) ¿Cómo podemos cultivar y mantener un corazón agradecido? ¿Y qué nos ayudará a tener una actitud positiva cuando atravesemos problemas graves? Veamos.

¡CUÁNTAS COSAS HA HECHO JEHOVÁ!

4. ¿Qué debemos hacer para tener un corazón agradecido?

4 Para cultivar y seguir teniendo un corazón agradecido, debemos detenernos y pensar en todas las cosas que Jehová ha hecho por nosotros. Y entonces meditar en cómo eso demuestra el amor leal que nos tiene, lo mucho que nos quiere. Cuando el salmista lo hizo, se quedó impresionado con las cosas maravillosas que Jehová había hecho por él (lea Salmo 40:5 y 107:43).

5. ¿Qué nos enseña el ejemplo del apóstol Pablo?

5 El ejemplo del apóstol Pablo nos ayuda a ser agradecidos. Es obvio que él meditaba en sus bendiciones, pues con frecuencia le daba las gracias a Dios desde lo más profundo de su corazón. Sabía muy bien que había sido "blasfemo y perseguidor y hombre insolente". Así que se sentía agradecido porque, a pesar de su pasado, Jehová y Jesucristo habían sido misericordiosos y le habían confiado un "ministerio", o trabajo (lea 1 Timoteo 1:12-14). Además, Pablo valoraba sinceramente a sus hermanos, y muchas veces le dio gracias a Jehová por las buenas cualidades que estos tenían y por su fiel servicio (Filip. 1:3-5, 7; 1 Tes. 1:2, 3). Cuando afrontaba pruebas, agradecía enseguida a Jehová todo lo que los hermanos hacían por él (Hech. 28:15; 2 Cor. 7:5-7). No nos sorprende, por tanto, que Pablo exhortara a los cristianos: "Den gracias a Dios siempre. [...] Canten salmos y canciones espirituales con el corazón lleno de agradecimiento a Dios" (Col. 3:15-17, La Palabra de Dios para Todos).

MEDITAR Y ORAR NOS AYUDA A SER AGRADECIDOS

6. ¿Qué bendiciones de Jehová agradece usted en especial?

6 ¿Cómo podemos imitar el ejemplo de Pablo? Meditando en lo que Jehová ha hecho por nosotros a nivel personal (Sal. 116:12). Si nos preguntaran qué bendiciones hemos recibido, ¿qué contestaríamos? ¿Incluiríamos nuestra amistad con Jehová? ¿Pensaríamos en el sacrificio de Cristo, que hace posible el perdón de nuestros pecados? ¿Hablaríamos de los hermanos que han estado a nuestro lado en los momentos difíciles? Probablemente, también mencionaríamos a nuestro cónyuge, a nuestros queridos hijos... Si dedicamos tiempo a meditar en todas estas bendiciones, nuestro corazón se llenará de agradecimiento a Jehová. Entonces nos sentiremos impulsados a darle gracias cada día de nuestra vida (lea Salmo 92:1, 2).

7. a) ¿Por qué debemos darle gracias a Jehová cuando oramos? b) ¿Cómo nos beneficia darle las gracias a Jehová en nuestras oraciones?

7 Cuando tenemos claro en nuestra mente y en nuestro corazón las bendiciones que hemos recibido, deseamos darle gracias a Jehová en oración (Sal. 95:2; 100:4, 5). Muchos solo oran para pedirle cosas. Pero nosotros sabemos que lo hacemos feliz cuando le damos las gracias por lo que tenemos. En la Biblia encontramos conmovedoras oraciones, como la de Ana y la de Ezequías, que demuestran la profunda gratitud que sintieron algunos siervos de Dios (1 Sam. 2:1-10; Is. 38:9-20). Imitemos su actitud y démosle gracias a Jehová por lo que ha hecho por nosotros (1 Tes. 5:17, 18). Eso nos beneficiará mucho: lo amaremos más, nos acercaremos más a él y nos sentiremos más animados (Sant. 4:8).

ILUSTRACIÓN 2 (click para ver)

¿Qué bendiciones de Jehová agradece usted? (Vea los párrafos 6 y 7)

8. ¿Qué podría hacernos perder el aprecio por todo lo que Jehová ha hecho por nosotros?

8 ¿Por qué debemos tener cuidado para no perder el aprecio por la bondad de Jehová? Porque hemos heredado la tendencia a ser desagradecidos. Pensemos: Adán y Eva, nuestros primeros padres, vivían en un paraíso y tenían todas sus necesidades cubiertas y una vida eterna por delante (Gén. 1:28). Pero no lo valoraron; fueron codiciosos, quisieron más. ¿El resultado? Lo perdieron todo (Gén. 3:6, 7, 17-19). La gente en general es desagradecida, y su influencia podría hacer que perdiéramos de vista todo lo que Jehová ha hecho por nosotros. Podríamos dar por sentado el honor de ser sus amigos y ya no valorar el privilegio de formar parte de nuestra hermandad internacional. Es muy fácil dejarse enredar por este mundo que está a punto de desaparecer (1 Juan 2:15-17). Para evitar esa trampa, debemos meditar en nuestras bendiciones y agradecer a Jehová el privilegio de estar en su pueblo (lea Salmo 27:4).

AL AFRONTAR PRUEBAS

9. Al afrontar pruebas difíciles, ¿por qué es bueno que pensemos en las bendiciones que tenemos?

9 Un corazón agradecido puede ayudarnos a soportar pruebas muy difíciles. Si nos enfrentáramos de repente a situaciones como la infidelidad de nuestra pareja, una enfermedad grave, la muerte de alguien querido o un desastre natural, podríamos sentir que nuestro mundo se derrumba. En esos momentos, pensar en las bendiciones que tenemos nos consolará y fortalecerá. Fijémonos en las siguientes experiencias de la vida real.

10. ¿Cómo le ha ayudado a Irina meditar diariamente en las bendiciones de Jehová?

10 Irina es una precursora regular de Estados Unidos.* Su esposo, que servía de anciano, le fue infiel y la abandonó a ella y a sus tres hijos. ¿Qué la ayudó a seguir sirviendo a Jehová fielmente? Ella dice: "Agradezco que Jehová me cuide y se preocupe por mí. Al pensar cada día en cómo me bendice, me doy cuenta de lo privilegiada que soy por tener un Padre que me conoce y me protege. Sé que él nunca me abandonará". Aunque la vida le ha dado muchos golpes, Irina mantiene un espíritu alegre. Eso la sostiene y le permite animar a otros.

* Se han cambiado algunos nombres.

11. ¿Qué ha ayudado a Kyung-sook a soportar una enfermedad grave?

11 Una hermana que vive en Asia, llamada Kyung-sook, ha servido como precursora con su esposo durante más de veinte años. De pronto, recibieron la noticia de que ella padecía cáncer de pulmón en estado avanzado y le quedaban de tres a seis meses de vida. Aunque habían afrontado todo tipo de pruebas, siempre habían tenido buena salud. Ella dice: "Saber que estaba enferma fue un duro golpe para mí. Sentí que lo había perdido todo y tuve mucho miedo". ¿Qué la ha ayudado a seguir adelante? "Cada noche —comenta—, antes de acostarme, subo a la azotea para hablar con Jehová y le agradezco en voz alta cinco cosas buenas que me han ocurrido durante el día. Eso me tranquiliza y me motiva a decirle lo que siento por él." ¿Cómo la han beneficiado este tipo de oraciones? Explica: "Ahora sé que Jehová nos sostiene cuando atravesamos momentos difíciles y que en la vida tenemos muchas más bendiciones que problemas".

ILUSTRACIÓN 3 (click para ver)

Con su hermano John, quien también sobrevivió (Vea el párrafo 13)

12. ¿Qué le ha ayudado a Jason a sobrellevar el dolor por la pérdida de su esposa?

12 Jason, quien trabaja en una sucursal de África y lleva más de treinta años en el servicio de tiempo completo, cuenta: "Perdí a mi esposa hace siete años. Seguir dándole vueltas a lo que sufrió mientras luchaba contra el cáncer me estaba destrozando". ¿Qué le ayudó a sobrellevar el dolor? "Cierto día —relata—, recordé una experiencia feliz que los dos habíamos vivido juntos. Le agradecí a Jehová ese hermoso recuerdo y me invadió una sensación de alivio. Desde entonces le doy gracias regularmente por las cosas buenas que nos pasaron. ¡Cuánto me ha ayudado eso a cambiar mi actitud! Aunque todavía me duele la pérdida, le agradezco a Jehová haber tenido un matrimonio feliz y haber compartido mi vida con una persona que lo amaba profundamente."

"Doy gracias por tener a Jehová." (Sheryl)

13. ¿Qué ayudó a Sheryl a afrontar la pérdida de casi toda su familia?

13 Sheryl tenía apenas 13 años cuando el supertifón Haiyan arrasó con la región central de Filipinas a finales del 2013. Lo perdió prácticamente todo. Ella dijo: "Perdí mi casa y a casi toda mi familia". Sus padres y tres de sus hermanos murieron a causa de la fuerte oleada. ¿Qué le ha permitido afrontar esta enorme tragedia sin amargarse? Tener una actitud agradecida y no perder de vista las cosas buenas que sí tiene. "Vi todo lo que el pueblo de Jehová hizo para ayudarnos y animarnos —comentó—. Sabía que en todas partes había hermanos que oraban por mí." Y agregó: "Doy gracias por tener a Jehová. Él siempre nos da lo que necesitamos". Así es, tener presentes nuestras bendiciones impedirá que nos consuma el dolor. Un corazón agradecido nos ayuda a seguir adelante a pesar de las pruebas que se presenten (Efes. 5:20; lea Filipenses 4:6, 7).

"ME ALBOROZARÉ EN JEHOVÁ"

14. ¿Qué emocionante futuro nos espera? (Vea la ilustración del principio.)

14 A lo largo de la historia, las bendiciones de Jehová le han causado gran alegría a su pueblo. Por ejemplo, cuando los israelitas fueron liberados del faraón y su ejército en el mar Rojo, se sintieron tan felices que entonaron canciones de alabanza y gratitud (Éx. 15:1-21). Hoy, los siervos de Jehová valoramos muchísimo nuestra esperanza de ser liberados de toda tristeza y dolor (Sal. 37:9-11; Is. 25:8; 33:24). Imaginemos cómo nos sentiremos cuando Jehová destruya a todos sus enemigos y nos reciba en un nuevo mundo de paz y justicia. ¡Entonces sí que tendremos razones para estar agradecidos! (Rev. 20:1-3; 21:3, 4.)

15. ¿Qué debemos hacer durante el año 2015?

15 Esperamos recibir muchas bendiciones de Jehová durante el año 2015. Claro, tal vez tengamos que afrontar algunas pruebas. Pero, pase lo que pase, sabemos que Jehová nunca nos abandonará (Deut. 31:8; Sal. 9:9, 10). Él seguirá dándonos todo lo que necesitemos para serle fieles. Por lo tanto, imitemos la actitud del profeta Habacuc, quien dijo: "Aunque la higuera misma no florezca, y no haya fruto en las vides; la obra del olivo realmente resulte un fracaso, y los terraplenes mismos realmente no produzcan alimento; el rebaño realmente sea cortado del aprisco, y no haya vacada en los cercados; sin embargo, en cuanto a mí, ciertamente me alborozaré en Jehová mismo; ciertamente estaré gozoso en el Dios de mi salvación" (Hab. 3:17, 18). Meditemos con aprecio en todas nuestras bendiciones y sigamos la exhortación del texto para el año 2015: "Den gracias a Jehová, porque él es bueno" (Sal. 106:1).

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Pregunta 6.-¿Qué predijo la Biblia sobre el Mesías?

-- Pregunta 6

¿Qué predijo la Biblia sobre el Mesías?

PROFECÍA: "Oh Belén Efrata [...], de ti me saldrá aquel que ha de llegar a ser gobernante en Israel." (Miqueas 5:2)

CUMPLIMIENTO: "Después que Jesús hubo nacido en Belén de Judea en los días de Herodes el rey [...]. astrólogos de las partes orientales vinieron a Jerusalén." (Mateo 2:1)

PROFECÍA: "Reparten entre sí mis prendas de vestir, y sobre mi ropa echan suertes." (Salmo 22:18)

CUMPLIMIENTO: "Cuando los soldados hubieron fijado a Jesús en el madero, tomaron sus prendas de vestir exteriores e hicieron cuatro partes [...]. Pero la prenda de vestir interior era sin costura, pues era tejida desde arriba toda ella. Por eso se dijeron unos a otros: 'No la rasguemos sino que por suertes sobre ella decidamos de quién será'." (Juan 19:23, 24)

PROFECÍA: "[Dios] está guardando todos los huesos de aquél; ni siquiera uno de ellos ha sido quebrado." (Salmo 34:20)

CUMPLIMIENTO: "Al venir a Jesús, como vieron que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas." (Juan 19:33)

PROFECÍA: Se le estuvo traspasando por nuestra transgresión." (Isaías 53:5)

CUMPLIMIENTO: "Uno de los soldados le punzó el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua." (Juan 19:34)

PROFECÍA

"Procedieron a pagar mi salario, treinta piezas de plata." (Zacarías 11:12, 13)

CUMPLIMIENTO

"Uno de los doce, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a los sacerdotes principales y dijo: '¿Qué me darán para que lo traicione a ustedes?'. Le estipularon treinta piezas de plata." (Mateo 26:14, 15; 27:5)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

ÁQUILA-del lat., significa: “Águila”).

-- ÁQUILA

(del lat., significa: "Águila").

Judío oriundo del Ponto, en el N. de Asia Menor. El nombre de Priscila, su esposa y leal compañera, siempre se menciona junto al suyo. Desterrados de Roma como consecuencia de un decreto del emperador Claudio en contra de los judíos, emitido en el año 49 o a principios de 50 E.C., se establecieron en Corinto. (Hch 18:1, 2.) Cuando Pablo llegó allí en el otoño del mismo año, Áquila y Priscila le hospedaron bondadosamente en su hogar. Surgió una estrecha amistad entre ellos como resultado de trabajar juntos en el oficio común de hacer tiendas y seguramente porque ayudaron a Pablo a edificar allí la nueva congregación. (Hch 18:3.)

Cuando Pablo embarcó en dirección a Siria al final de su segundo viaje misional, tal vez hacia la primavera del año 52 E.C., Áquila y Priscila lo acompañaron hasta Éfeso (Hch 18:18, 19), donde permanecieron por lo menos hasta que Pablo escribió a los Corintios desde allí alrededor de 55 E.C. Su hogar se usaba como lugar de reunión de la congregación local, y en él tuvieron el privilegio de ayudar al elocuente Apolos a obtener un entendimiento más exacto de los caminos de Dios. (1Co 16:19; Hch 18:26.) Cuando Pablo escribió a los romanos, alrededor de 56 E.C., había terminado el gobierno de Claudio, así que Áquila y Priscila habían regresado a Roma, pues Pablo les envió saludos a ellos, sus "colaboradores". (Ro 16:3.) En esa ciudad la congregación también se reunía en su hogar. (Ro 16:5.) En el transcurso de su asociación con Pablo, Áquila y Priscila habían "arriesgado su propio cuello" en su favor, y por eso merecieron la gratitud de todas las congregaciones. (Ro 16:4.) Más tarde se mudaron de nuevo a Éfeso, pues Pablo, mientras estaba en Roma, un poco antes de sufrir martirio (alrededor de 65 E.C.), le pidió a Timoteo que les transmitiera sus saludos en dicha ciudad. (1Ti 1:3; 2Ti 4:19.)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Capítulo 21.-Jesús revela la “sabiduría procedente de Dios”

--

Capítulo 21

Jesús revela la "sabiduría procedente de Dios"

LOS presentes no salían de su asombro al ver de pie ante ellos a un hombre joven, llamado Jesús, enseñando en la sinagoga. No era un desconocido, ya que se había criado en la localidad, donde por muchos años había sido carpintero. Puede que algunos vivieran en casas que él había ayudado a edificar o que cultivaran la tierra con arados y yugos hechos por él.° Ahora bien, ¿cómo reaccionarían a la instrucción de aquel ex artesano?

2 La mayoría de los oyentes preguntaban sorprendidos: "¿Dónde consiguió este hombre esta sabiduría [...]?". Pero también comentaban: "Este es el carpintero, el hijo de María" (Mateo 13:54-58; Marcos 6:1-3). Por desgracia, sus anteriores vecinos lo veían como un lugareño más, igual que ellos. A pesar de que hablaba con tanta sabiduría, lo rechazaron, sin imaginarse que los conocimientos que transmitía no eran suyos.

3 Pues bien, ¿dónde consiguió Jesús esta sabiduría? "Lo que yo enseño no es mío -señaló-, sino que pertenece al que me ha enviado." (Juan 7:16.) Y el apóstol Pablo indicó que Cristo "ha venido a ser para nosotros sabiduría procedente de Dios" (1 Corintios 1:30). A tal grado reveló el Hijo de Jehová este atributo divino, que él mismo dijo: "Yo y el Padre somos uno" (Juan 10:30). Veamos tres campos en que demostró "sabiduría procedente de Dios".

Sus enseñanzas

4 Examinemos primero sus enseñanzas. El mensaje, "las buenas nuevas del reino", revestía suma importancia en vista del papel que desempeñaría dicho gobierno en vindicar la soberanía de Jehová y traer bendiciones eternas para la humanidad (Lucas 4:43). Con su instrucción, Jesús también ofrecía consejos sensatos para el diario vivir, dando así prueba de ser el "Maravilloso Consejero" predicho en las Escrituras (Isaías 9:6). Tales consejos eran, sin duda, auténticas maravillas. Conocía a fondo la Palabra y la voluntad de Dios, así como la naturaleza de la humanidad, por la que sentía gran cariño. Por ello, sus recomendaciones siempre eran prácticas y sumamente beneficiosas para los oyentes. Quienes siguieran sus palabras, sus "dichos de vida eterna", alcanzarían la salvación (Juan 6:68).

5 El Sermón del Monte es un ejemplo destacado de la sabiduría inigualable de las enseñanzas de Jesús. De acuerdo con lo que leemos en Mateo 5:3—7:27, el discurso no debió de durar más de veinte minutos. No obstante, sus consejos son imperecederos, tan pertinentes hoy como en su día. Cristo abarcó una amplia gama de asuntos, entre ellos cómo mejorar las relaciones personales (Mt 5:23-26, 38-42; Mt 7:1-5, 12), cómo mantener la pureza moral (Mt 5:27-32) y cómo llevar una vida con sentido (Mt 6:19-24; Mt 7:24-27). Pero no solo indicó la senda de la sabiduría, sino que la ilustró con explicaciones, razonamientos y pruebas.

6 Tomemos como muestra el sensato consejo de Jesús sobre cómo afrontar la inquietud por los bienes materiales, según se refiere en el capítulo 6 de Mateo. "Dejen de inquietarse respecto a su alma en cuanto a qué comerán o qué beberán, o respecto a su cuerpo en cuanto a qué se pondrán", nos recomienda (Mt 6 versículo 25). El alimento y la ropa son necesidades básicas, y es muy lógico preocuparse por obtenerlas. Entonces, ¿por qué indicó que 'dejáramos de inquietarnos' por ellas?°

7 Examinemos la convincente argumentación de Jesús. Ya que Jehová nos dio la vida y el cuerpo, ¿no será capaz de proporcionarnos comida para sostener esa vida, y ropa para cubrir ese cuerpo? (Mt 6 Versículo 25.) Si él provee a las aves de alimento y viste de hermosura las flores, ¡cuánto más se ocupará de sus adoradores! (Mt 6 Versículos 26, 28-30.) En realidad, la inquietud indebida no tiene sentido, pues no logra alargarnos la existencia ni siquiera un poco (Mt 6 versículo 27).° ¿Cómo evitamos la ansiedad? Cristo nos exhorta a poner siempre en primer lugar la adoración a Dios. Quienes así lo hagan pueden tener la certeza de que las cosas que necesitan "les serán añadidas" a diario por su Padre celestial (Mt 6 versículo 33). Por último, Jesús ofrece una recomendación sumamente práctica: vivir día a día. ¿Por qué sumar las inquietudes de mañana a las de hoy? (Mt 6 Versículo 34.) Además, ¿por qué dejar que nos abrume lo que tal vez nunca suceda? Este acertado consejo nos ahorrará muchos sufrimientos en el agobiante mundo en que vivimos.

8 Indiscutiblemente, los consejos de Jesús son tan prácticos hoy como cuando los dio, hace casi dos milenios. ¿No demuestra este hecho que encierran la sabiduría de arriba? Hasta las mejores recomendaciones de los asesores humanos se vuelven anticuadas y enseguida hay que revisarlas o sustituirlas. En cambio, las enseñanzas de Cristo han superado la prueba del tiempo. Y no debería sorprendernos, dado que el Maravilloso Consejero pronunció "los dichos de Dios" (Juan 3:34).

Su forma de enseñar

9 El segundo campo en el que Jesús reflejó la sabiduría divina fue su forma de enseñar. En una ocasión, varios soldados enviados para detenerlo regresaron con las manos vacías y dijeron: "Jamás ha hablado otro hombre así" (Juan 7:45, 46). No exageraban, ya que de todos los seres humanos que han existido, Cristo, que procedía "de las regiones de arriba", era quien disponía del mayor caudal de conocimiento y experiencia (Juan 8:23). Ciertamente, ningún otro hombre sería capaz de instruir como él. Veamos solo dos de las técnicas que utilizó este sabio Maestro.

10 Ilustraba con eficacia su mensaje. Leemos que "habló Jesús a las muchedumbres por ilustraciones. En verdad, sin ilustración no les hablaba" (Mateo 13:34). No podemos menos que maravillarnos ante su incomparable habilidad para enseñar verdades profundas mediante ejemplos cotidianos, realidades que sus oyentes habían visto muchas veces: agricultores sembrando, mujeres preparando el pan para hornearlo, niños jugando en el mercado, pescadores recogiendo las redes, pastores buscando ovejas perdidas... Al relacionar verdades trascendentales con algo bien conocido, conseguía de inmediato grabarlas en la mente y el corazón de su auditorio (Mateo 11:16-19; 13:3-8, 33, 47-50; 18:12-14).

11 Jesús empleaba con frecuencia parábolas, relatos breves de los que se extraen verdades morales o espirituales. Dado que son más fáciles de entender y recordar que los conceptos abstractos, estas historias contribuyeron a conservar la enseñanza de Cristo. En muchas de ellas describió a su Padre con imágenes verbales vívidas e inolvidables. Por ejemplo, ¿quién no logra entender la lección de la parábola del hijo pródigo, a saber, que Jehová se apiadará y acogerá de nuevo con ternura al descarriado que demuestre arrepentimiento sincero? (Lucas 15:11-32.)

12 Usaba con habilidad las preguntas. Jesús se valía de este medio para ayudar a sus oyentes a extraer sus propias conclusiones, examinar sus motivos y tomar decisiones (Mateo 12:24-30; 17:24-27; 22:41-46). Cuando los dirigentes religiosos cuestionaron que Dios le hubiera dado autoridad, él replicó: "El bautismo de Juan, ¿era del cielo, o de los hombres?". Aquello los dejó atónitos, de modo que razonaron unos con otros: "Si decimos: 'Del cielo', nos dirá: 'Entonces, ¿por qué no le creyeron?'. Sin embargo, si decimos: 'De los hombres', tenemos la muchedumbre a quien temer, porque todos tienen a Juan por profeta". De ahí que terminaran contestando: "No sabemos" (Marcos 11:27-33; Mateo 21:23-27). Con una simple pregunta, Cristo los dejó mudos y denunció lo traicioneros que eran sus corazones.

13 A veces, Cristo combinaba varios métodos al complementar sus parábolas con preguntas que ponían a pensar a sus oyentes. Cuando un jurista hebreo le preguntó qué se necesitaba para obtener vida eterna, lo remitió a la Ley mosaica, que ordena amar a Dios y al prójimo. Pero aquel hombre, deseoso de demostrar que era justo, le preguntó: "¿Quién, verdaderamente, es mi prójimo?". Jesús le contestó con una historia: cierto judío que viajaba solo fue atacado por salteadores, quienes lo dejaron medio muerto. Pasaron por su lado dos compatriotas suyos, primero un sacerdote y luego un levita, pero ninguno de ellos lo atendió. Más tarde llegó un samaritano, que se compadeció, le vendó las heridas y lo llevó con cuidado a un mesón para que se recuperara. Al concluir el relato, el Gran Maestro preguntó a su interlocutor: "¿Quién de estos tres te parece haberse hecho prójimo del que cayó entre los salteadores?". El hombre se vio obligado a responder: "El que actuó misericordiosamente para con él" (Lucas 10:25-37).

14 ¿Cómo refleja esta parábola la sabiduría de Jesús? En aquellos días, los judíos aplicaban el término "prójimo" únicamente a quienes guardaban sus tradiciones, y nunca, desde luego, a los samaritanos (Juan 4:9). Si Cristo hubiera construido la historia con un samaritano socorrido por un judío, ¿habría logrado vencer el prejuicio? Fue sabio, entonces, al poner a un samaritano cuidando con ternura a un hebreo. Observemos también el interrogante que planteó al final de su relato. Cambió el enfoque de la palabra "prójimo". Mientras que la pregunta del jurista venía a ser: "¿Quién debe ser el objeto de mi amor de prójimo?", la del Gran Maestro fue: "¿Quién de estos tres te parece haberse hecho prójimo [?]". Así pues, no se centró en quien se benefició de la bondad, sino en quien la demostró, el samaritano. El verdadero prójimo toma la iniciativa y muestra amor al semejante, sin importar su origen étnico. No había mejor manera de transmitir con eficacia aquel punto.

15 Por lo tanto, ¿es de extrañar que las multitudes quedaran atónitas ante el "modo de enseñar" de Jesús y se sintieran atraídas a él? (Mateo 7:28, 29.) En cierta ocasión, "una muchedumbre grande" permaneció junto a él durante tres días, al punto de quedarse sin comida (Marcos 8:1, 2).

Su modo de vida

16 El tercer campo en el que Jesús reflejó la sabiduría de Jehová fue su modo de vivir. La sabiduría es una cualidad práctica, eficiente. "¿Quién es sabio y entendido entre ustedes?", preguntó el discípulo Santiago, para luego responder: "Que lo demuestre con su buena conducta" (Santiago 3:13, Nueva Versión Internacional). Mediante su comportamiento, Cristo 'demostró' que se regía por la sabiduría divina. Veamos cómo manifestó buen juicio, tanto en su vida como en su relación con los demás.

17 ¿Hemos observado que las personas poco juiciosas suelen irse a los extremos? Sucede así porque para actuar con mesura hace falta sabiduría. Puesto que Jesús reflejaba este atributo divino, mantuvo un perfecto equilibrio. Sobre todo, dio total prioridad a lo espiritual. Declaró las buenas nuevas con afán e indicó: "Con este propósito he salido" (Marcos 1:38). Como es natural, los bienes materiales no eran lo más importante para él y, de hecho, parece que poseía muy pocos (Mateo 8:20). Pero no era un asceta, porque al igual que su Padre, el "Dios feliz", tenía una actitud jovial y fomentaba el gozo ajeno (1 Timoteo 1:11; 6:15). Cuando asistió a un banquete nupcial -celebración en la que no solía faltar la música, el canto y la alegría-, no fue un aguafiestas. Al acabarse el vino, bebida que "regocija el corazón del hombre mortal", produjo milagrosamente más, y de excelente calidad, a partir de agua (Salmo 104:15; Juan 2:1-11). Además, aceptó muchas invitaciones a comer, y a menudo las aprovechó para enseñar (Lucas 10:38-42; 14:1-6).

18 Jesús manifestó buen juicio en su relación con el prójimo. Como entendía a fondo el carácter humano, evaluaba con justicia a sus seguidores. Aunque estaba muy al tanto de que aquellos hombres a quienes había atraído Jehová eran imperfectos, no pasaba por alto sus virtudes ni su potencial (Juan 6:44). Demostró que estaba dispuesto a confiar en sus discípulos al dar por descontado que, pese a sus defectos, serían capaces de cumplir con la gran obra que les había encargado, a saber, la predicación de las buenas nuevas (Mateo 28:19, 20). El libro de Hechos atestigua la fidelidad con que lo hicieron (Hechos 2:41, 42; 4:33; 5:27-32). Es patente que Cristo había actuado con sabiduría al confiar en ellos.

19 Como vimos en el capítulo 20, la Biblia relaciona la humildad y la apacibilidad con la sabiduría. Sin duda, Jehová es el ejemplo supremo en este particular. Ahora bien, ¿qué puede decirse de Jesús? Resulta alentador ver la humildad con que trató a sus discípulos. Aunque era un hombre perfecto, y por tanto superior a ellos, no los rebajó, ni trató nunca de hacerlos sentir inferiores o ineptos. Por el contrario, tuvo en consideración sus limitaciones y fue paciente con sus defectos (Marcos 14:34-38; Juan 16:12). ¿No es significativo que hasta los niños se sintieran a gusto con él? Seguramente los atraía porque percibían que era "de genio apacible y humilde de corazón" (Mateo 11:29; Marcos 10:13-16).

20 Jesús reflejó la humildad divina de otra forma importante. Fue razonable, o flexible, siempre que lo justificaba la misericordia. Recordemos la ocasión en que una mujer de origen gentil le suplicó que curase a su hija, que estaba terriblemente endemoniada. Al principio, Cristo le indicó de tres maneras que no la ayudaría: primero, negándose a contestarle; segundo, diciéndole directamente que Dios no lo había enviado a los paganos, sino a los judíos, y tercero, estableciendo una comparación que ilustraba con tacto ese mismo punto. Pero aquella madre fue persistente y dio muestras de una fe extraordinaria. En vista de este hecho excepcional, ¿cómo reaccionó él? Actuó justamente como había dicho que no lo haría: sanó a la hija (Mateo 15:21-28). ¡Qué humildad! Y no olvidemos que esta cualidad es uno de los cimientos de la sabiduría verdadera.

21 Debemos estar muy agradecidos de que los Evangelios contengan las palabras y obras del hombre más sabio de todos los tiempos. Recordemos que Jesús era la viva imagen de su Padre. Por consiguiente, cultivaremos la sabiduría de arriba si imitamos la personalidad y la forma de hablar y actuar de Cristo. En el capítulo siguiente veremos cómo podemos aplicar la sabiduría divina en nuestra vida.

[Notas]

Entre las labores que incluía esta profesión en tiempos bíblicos figuraba la construcción de viviendas, muebles y utensilios de labranza. Justino Mártir, del siglo II E.C., escribió que Cristo fue "considerado él mismo como un carpintero (y [...] obras de este oficio -arados y yugos- fabricó mientras estaba entre los hombres [...])".

El verbo griego que se traduce "inquietarse" significa "tener la mente distraída". En Mateo 6:25 se usa en el sentido de abrigar un temor ansioso que distrae o divide el pensamiento y roba la alegría de vivir.

De hecho, los estudios científicos revelan que las preocupaciones y tensiones excesivas propician las enfermedades cardiovasculares y muchas otras afecciones que reducen la duración de la vida.

Preguntas para meditar

Proverbios 8:22-31 ¿Cómo armoniza la descripción de la sabiduría personificada con lo que se dice en la Biblia sobre el Primogénito de Jehová?

Mateo 13:10-15 ¿Cómo lograron las ilustraciones de Jesús que sus oyentes revelaran la actitud de sus corazones?

Juan 1:9-18 ¿Por qué pudo Jesús revelar la sabiduría de Dios?

Juan 13:2-5, 12-17 ¿Qué perfecta demostración hizo Jesús, y qué enseñó con ella a sus apóstoles?

[Preguntas del estudio]

1-3. ¿Cómo respondieron a la enseñanza de Jesús sus antiguos vecinos, y qué no reconocieron referente a él?

4. a) ¿Cuál era el tema del mensaje de Jesús, y por qué revestía suma importancia? b) ¿Por qué eran las recomendaciones de Jesús siempre prácticas y sumamente beneficiosas para sus oyentes?

5. ¿Cuáles fueron algunos asuntos que trató Jesús en el Sermón del Monte?

6-8. a) ¿Qué persuasivas razones para evitar la ansiedad dio Jesús? b) ¿Qué muestra que sus consejos encierran la sabiduría de arriba?

9. ¿Qué dijeron unos soldados con referencia a la enseñanza de Jesús, y por qué no exageraban?

10, 11. a) ¿Por qué no podemos menos que maravillarnos ante la forma en que ilustraba Jesús su mensaje? b) ¿Qué son las parábolas, y qué ejemplo muestra por qué eran tan instructivas las de Cristo?

12. a) ¿Qué uso dio Jesús a las preguntas en su enseñanza? b) ¿Cómo acalló a quienes cuestionaban su autoridad?

13-15. ¿Cómo refleja la parábola del buen samaritano la sabiduría de Jesús?

16. ¿Cómo 'demostró' Jesús que se regía por la sabiduría divina?

17. ¿Qué indica que Jesús mantuvo un perfecto equilibrio en su vida?

18. ¿Cómo manifestó Jesús buen juicio al tratar a sus discípulos?

19. ¿Cómo demostró Jesús que era "de genio apacible y humilde de corazón"?

20. ¿Cómo fue Jesús razonable en el trato que dio a una gentil cuya hija estaba endemoniada?

21. ¿Por qué deberíamos esforzarnos por imitar la personalidad y la manera de hablar y actuar de Cristo?

[Ilustración de la página 210]

"Las muchedumbres quedaron atónitas por su modo de enseñar"

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

SEMANA DEL 2 DE MARZO.-Escuela del Ministerio Teocrático

-- SEMANA DEL 2 DE MARZO

• Estudio Bíblico de Congregación

Cántico 5 y oración

cl cap. 21 párrs.1-8 (30 minutos)

• Escuela del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: Rut 1, 2, 3, 4 | Puntos sobresalientes (10 min.)

Núm. 1: Rut 3:14-4:6

Núm. 2: Áquila. Tema: Predique con entusiasmo y sea hospitalario (it-1 pág. 164)

Núm. 3: ° El Rey Jesucristo es humil de y poderoso (igw pág. 8 párr. 5– pág. 9 párr. 4)

• Reunión de Servicio

Cántico 121

Anuncios

10 min: Ideas para ofrecer las revistas en marzo. Análisis con el auditorio. Comience con dos demostraciones de cómo ofrecer las revistas utilizando las sugerencias de esta página. Anime a los presentes a familiarizarse con el contenido de las revistas.

10 min: ¿Cómo nos fue? Análisis con el auditorio. Pregunte a los presentes cómo les ha ayudado poner en práctica las sugerencias del artículo "Mejore sus habilidades en el ministerio: predique eficazmente a través del interfono". Si es aplicable, pídales que relaten una experiencia positiva que hayan tenido al predicar a través de un interfono.

10 min: "Motivémonos unos a otros con celo a las obras excelentes." Análisis con el auditorio. Explique cómo se destacó el tema del mes en las Reuniones de Servicio de febrero.

Cántico 138 y oración

• Estudio de la Atalaya

Cántico 2

Demos gracias a Jehová

Cántico 75

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

lunes, 23 de febrero de 2015

estudio de la revista atalaya,.-Qué significa para ti lo que has recibido?Nosotros recibimos [...] el espíritu que proviene de Dios, para que conozcamos las cosas que Dios nos ha dado bondadosamente.” (1 COR. 2:12)

¿Qué significa para ti lo que has recibido?

"Nosotros recibimos [...] el espíritu que proviene de Dios, para que conozcamos las cosas que Dios nos ha dado bondadosamente." (1 COR. 2:12)

¿QUÉ DIRÍAS?
•¿Qué debemos valorar todos los cristianos, incluidos los jóvenes?
•Menciona algunos personajes bíblicos que valoraron su herencia espiritual.
•¿Qué significa para ti lo que has recibido?

1. ¿Qué dicho refleja lo que le pasa a mucha gente?

¿CONOCES el dicho: Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde? ¿Te ha pasado eso alguna vez? Lo cierto es que tendemos a dar por sentado lo que hemos tenido toda la vida. Por ejemplo, alguien que se haya criado en una familia rica tal vez no valore muchas de las cosas que posee. En el caso de los jóvenes, como no tienen experiencia en la vida, puede que no sepan qué cosas tienen verdadero valor.

2, 3. a) ¿Qué deben esforzarse por hacer los jóvenes? b) ¿Qué puede ayudarnos a valorar lo que tenemos?

2 Si estás en la adolescencia, o tienes unos 20 años, ¿qué cosas son importantes para ti? En este mundo, lo que le interesa a la mayoría de la gente son los bienes materiales: ganar mucho dinero, tener una casa grande y lo último en tecnología. Pero se pierden lo más importante: las riquezas espirituales. Por desgracia, a millones de personas ni siquiera les interesan. Si has sido criado en la verdad, debes esforzarte por no subestimar la herencia espiritual que has recibido de tus padres (Mat. 5:3). La falta de aprecio podría hacer que te vaya mal el resto de la vida.

3 Está en tus manos evitar que eso suceda. ¿Cómo lograrlo? Analicemos varios ejemplos de la Biblia que pueden ayudar, no solo a los jóvenes, sino a todos los cristianos, a valorar su herencia espiritual.

NO VALORARON SU HERENCIA ESPIRITUAL

4. ¿Qué explica 1 Samuel 8:1-5 sobre los hijos de Samuel?

4 La Biblia menciona a algunas personas que recibieron una enorme herencia espiritual pero no supieron valorarla. Ese fue el caso de los hijos del profeta Samuel, quien sirvió a Jehová desde pequeño y siempre le fue fiel (1 Sam. 12:1-5). Samuel les dejó un excelente ejemplo a sus hijos, Joel y Abías, pero ellos no lo apreciaron, y se hicieron malos y corruptos. La Biblia dice que, a diferencia de su padre, ellos "pervertían el juicio" (lea 1 Samuel 8:1-5).

5, 6. ¿Cómo terminaron los hijos y el nieto de Josías?

5 Algo parecido ocurrió con la familia del rey Josías, un excelente siervo de Dios. Cuando el libro de la Ley fue encontrado, y Josías escuchó su lectura, él se esforzó de inmediato por poner en práctica los mandatos de Jehová. Eliminó la idolatría y el espiritismo del país, y animó al pueblo a obedecer a Jehová (2 Rey. 22:8; 23:2, 3, 12-15, 24, 25). ¡Qué enorme herencia espiritual recibieron sus hijos! Sin embargo, aunque tres de ellos y un nieto llegaron a ser reyes, ninguno demostró que apreciaba lo que él les había transmitido.

6 Jehoacaz, uno de sus hijos, le sucedió en el trono, pero "se puso a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová". Solo reinó por tres meses antes de que el faraón de Egipto lo capturara, y murió siendo prisionero (2 Rey. 23:31-34). Entonces su hermano Jehoiaquim ascendió al trono y reinó por once años. Pero él también demostró falta de aprecio por lo que su padre le había enseñado. Jehoiaquim fue tan malo, que Jeremías profetizó: "Con el entierro de un asno será enterrado" (Jer. 22:17-19). Los otros reyes que sucedieron a Josías, su hijo Sedequías y su nieto Joaquín, no fueron mejores que los anteriores, pues ninguno siguió el buen ejemplo de Josías (2 Rey. 24:8, 9, 18, 19).

7, 8. a) ¿Cómo echó a perder Salomón su herencia espiritual? b) ¿Qué lección aprendemos de quienes no valoraron su herencia espiritual en tiempos bíblicos?

7 El rey Salomón también recibió una preciosa herencia espiritual de su padre, David. Aunque este le enseñó a amar a Jehová, con el tiempo Salomón dejó de apreciar lo que había recibido. La Biblia dice: "Y al tiempo en que envejeció Salomón aconteció que sus esposas mismas habían inclinado el corazón de él a seguir a otros dioses; y su corazón no resultó completo para con Jehová su Dios como el corazón de David su padre" (1 Rey. 11:4). Debido a ello, Salomón perdió el favor de Jehová.

8 Todos estos hombres tuvieron la oportunidad de amar a Jehová y de hacer lo correcto pero, por desgracia, no la aprovecharon. Aun así, la Biblia habla de otros jóvenes que sí valoraron su herencia espiritual, como muchos hoy en día. Veamos algunos buenos ejemplos que los jóvenes cristianos de la actualidad pueden imitar.

VALORARON LO QUE HABÍAN RECIBIDO

9. ¿Por qué fueron un buen ejemplo los hijos de Noé? (Vea la ilustración del principio.)

9 Los hijos de Noé fueron buenos ejemplos. Su padre había recibido la orden de construir un arca para salvar vidas. Sin duda, ellos comprendieron que debían hacer la voluntad de Jehová y ayudaron a su padre en la construcción. Y como dice el relato, entraron en el arca cuando llegó el Diluvio (Gén. 7:1, 7). ¿Cuál fue el resultado? Génesis 7:3 dice que metieron animales en el arca "para conservar viva prole sobre la superficie de toda la tierra". Y la raza humana también sobrevivió. Gracias a que valoraron lo que habían recibido de su padre, los hijos de Noé tuvieron el privilegio de evitar que desapareciera la humanidad de la Tierra y de restablecer la adoración verdadera en un planeta completamente limpio (Gén. 8:20; 9:18, 19).

10. ¿Cómo demostraron cuatro jóvenes hebreos que valoraban lo que habían recibido?

10 Siglos después, cuatro jóvenes hebreos demostraron que sabían qué cosas tienen verdadero valor. Hananías, Misael, Azarías y Daniel fueron llevados a Babilonia en el año 617 antes de nuestra era. Eran inteligentes y atractivos, y podrían haber adoptado el estilo de vida de los babilonios. Pero no estuvieron dispuestos a hacerlo. Sus acciones dejaron claro que valoraban su herencia espiritual, lo que sus padres les habían enseñado. Jehová los bendijo mucho por no haber olvidado las lecciones espirituales que recibieron de pequeños (lea Daniel 1:8, 11-15, 20).

11. ¿Cómo se beneficiaron otras personas de la herencia espiritual de Jesús?

11 No podríamos hablar de buenos ejemplos sin mencionar a Jesús, el hijo de Dios. Él aprendió innumerables cosas de su Padre, y tenía mucho aprecio por ellas. Se ve claramente por sus palabras: "Hablo estas cosas así como el Padre me ha enseñado" (Juan 8:28). Y quería que otros llegaran a beneficiarse de lo que él había aprendido. Le dijo a la gente: "También a otras ciudades tengo que declarar las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado" (Luc. 4:18, 43). Ayudó a las personas que le escuchaban a darse cuenta de la importancia de "no [ser] parte del mundo", pues el mundo en general no valora los asuntos espirituales (Juan 15:19).

¿VALORAS LO QUE HAS RECIBIDO?

12. a) ¿En qué se parece la situación de muchos jóvenes a la de Timoteo? b) ¿Qué preguntas deberían hacerse los jóvenes cristianos?

12 Al igual que los jóvenes que acabamos de mencionar, quizás a ti también te criaron padres que aman a Jehová. Si ese es tu caso, tu situación podría parecerse a la de Timoteo (lea 2 Timoteo 3:14-17). Tus padres te enseñaron sobre el Dios verdadero y cómo agradarle. Seguramente empezaron a enseñarte desde bebé, lo que te ha ayudado a "hacerte sabio para la salvación mediante la fe relacionada con Cristo Jesús" y a estar "completamente equipado" para el servicio a Dios. ¿Agradeces lo que has recibido? Piensa un poco en este tema. Pregúntate: "¿Cómo me siento por formar parte de la larga lista de siervos de Dios fieles? ¿Estoy orgulloso de contarme entre los relativamente pocos que Dios considera sus amigos? ¿Aprecio el enorme privilegio de conocer la verdad?".

ILUSTRACIÓN 2 (click para ver)

¿Estás orgulloso de formar parte de la larga lista de siervos fieles? (Párrafos 9, 10, y 12)

13, 14. a) ¿A qué tentación se enfrentan algunos jóvenes cristianos? b) ¿Por qué vale la pena resistirla? Dé un ejemplo.

13 Algunos jóvenes criados en la verdad no se dan cuenta de la gran diferencia que hay entre nuestro paraíso espiritual y el mundo de Satanás. A algunos hasta les atrae probar el mundo. Pero ¿qué opinas? ¿Te lanzarías delante de un vehículo en marcha para ver cuánto duele el golpe o si es capaz de matarte? ¡Por supuesto que no! Del mismo modo, no tenemos ninguna necesidad de experimentar la decadencia moral de este mundo para descubrir cuánto daño puede causarnos (1 Ped. 4:4).

14 Gener, un joven de Asia, fue criado en un hogar cristiano y se bautizó a los 12 años. Pero cuando entró en la adolescencia, empezó a atraerle el mundo. Él cuenta: "Quería experimentar la 'libertad' que el mundo ofrece". Comenzó a llevar una doble vida, y para cuando tenía 15 años, iba por el mismo mal camino que sus amigos. Bebía y decía palabrotas como ellos. Llegaba a casa tarde después de jugar en los billares y a videojuegos violentos. Con el tiempo, se dio cuenta de que nada de eso lo hacía feliz. Se sentía vacío. Ahora que ha vuelto a la congregación, Gener dice: "Todavía me cuesta hacer frente a las tentaciones del mundo, pero las bendiciones de servir a Jehová hacen que valga la pena luchar".

15. ¿En qué deben reflexionar quienes no han sido criados por padres cristianos?

15 Otros jóvenes de la congregación no han sido criados por padres cristianos. Si tú eres uno de ellos, piensa en el magnífico privilegio que tienes por conocer y servir al Creador. Hay millones y millones de personas en la Tierra, pero solo 1 de cada 1.000 tiene un conocimiento exacto de la verdad. ¡Y tú eres una de ellas! Es una verdadera bendición estar entre quienes Jehová ha atraído y revelado la verdad de la Biblia (Juan 6:44, 45). ¿No es esta una razón para estar muy contentos, independientemente de cómo hayamos conocido la verdad? (Lea 1 Corintios 2:12.) Gener comenta: "Se me pone la piel de gallina cuando lo pienso. ¿Quién soy yo para que Jehová, el Señor del universo, se fije en mí?" (Sal. 8:4). Y una hermana de la misma zona añade: "Si un estudiante se siente orgulloso cuando un profesor se acuerda de él, ¡imagínate el privilegio de que el Gran Instructor, Jehová, te conozca!".

¿QUÉ VAS A HACER?

16. ¿Qué sabia decisión pueden tomar los jóvenes cristianos?

16 Es maravilloso estar entre los relativamente pocos que han elegido el mejor modo de vivir. ¿Te resolverás más que nunca a no perder ese privilegio? Si lo haces, te unirás a la larga lista de siervos leales de Dios. Eso es mucho mejor que seguir a la mayoría de los jóvenes, que en realidad no aprovechan la vida y no tienen ningún futuro en este mundo que va a ser destruido (2 Cor. 4:3, 4).

17-19. ¿Qué te ayudará a no sentirte mal por ser diferente?

17 Claro, ser diferente a los demás no siempre es fácil; pero en realidad, es lo más inteligente. Por ejemplo, piensa en un deportista de los Juegos Olímpicos. Sin duda, si alcanzó ese nivel es porque fue diferente al resto de sus compañeros. Probablemente tuvo que privarse de muchas cosas que le quitaban tiempo para los entrenamientos. El que estuviera dispuesto a ser diferente le permitió entrenar más y alcanzar su meta.

18 La mayoría de la gente no piensa en las lamentables consecuencias que podrían venir de sus malas acciones. Pero si tú meditas en eso, si eres diferente del mundo y si no participas en actividades que puedan dañarte en sentido moral y espiritual, lograrás alcanzar "la vida que realmente [es vida]" (1 Tim. 6:19). La hermana que mencionamos anteriormente dice: "Cuando defiendes lo que crees, al final te sientes genial. Demuestras que tienes la fortaleza para ir contra la corriente del mundo de Satanás. Es como si pudieras ver a Jehová sonreírte, orgulloso de ti. Ahí es cuando te sientes bien por ser diferente".

19 No malgastes tu tiempo centrándote solo en lo que puedes conseguir en el presente (Ecl. 9:2, 10). Si entiendes el propósito de la vida y sabes que Jehová te ofrece un futuro eterno, ¿no crees que es sabio evitar andar "tal como [la gente de] las naciones"? Si eliges servir a Jehová, disfrutarás de una vida llena de sentido (Efes. 4:17; Mal. 3:18).

20, 21. a) Si tomamos buenas decisiones, ¿para qué nos prepararemos? b) ¿Qué espera Jehová de nosotros?

20 Si tomamos buenas decisiones, viviremos felices ahora y nos prepararemos para disfrutar de la vida eterna en el nuevo mundo. No podemos ni imaginarnos cuántas bendiciones maravillosas nos esperan (Mat. 5:5; 19:29; 25:34). Ahora bien, no las recibiremos de manera automática. Jehová espera algo de nosotros (lea 1 Juan 5:3, 4). Pero servirle con lealtad definitivamente vale la pena.

21 ¡Cuánto hemos recibido de Jehová! Tenemos conocimiento exacto de su Palabra y entendemos la verdad sobre él y su propósito. Tenemos el privilegio de portar su nombre y de ser sus Testigos. Y Dios nos asegura que está a nuestro lado (Sal. 118:7). Que todos, tanto jóvenes como mayores, demostremos aprecio por nuestra herencia espiritual y un profundo deseo de darle a Jehová "la gloria para siempre" (Rom. 11:33-36; Sal. 33:12).

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

SEMANA DEL 23 DE FEBRERO.-Escuela del Ministerio Teocrático

-- SEMANA DEL 23 DE FEBRERO

• Estudio Bíblico de Congregación

Cántico 21 y oración

cl cap. 20 párrs. 16-21 y recuadro de la pág. 207 (30 minutos)

• Escuela del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: Jueces 19, 20, 21 | Puntos sobresalientes (10 min.)

Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático (Enero y Febrero)

• Reunión de Servicio

Cántico 75

Anuncios

10 min. Necesidades de la congregación.

10 min. Imite el celo por la adoración verdadera de Jesús. Discurso basado en La Atalaya del 15 de mayo de 2013, página 8, párrafo 2, y La Atalaya del 15 de diciembre de 2010, páginas 9 a 11, párrafos 12 a 16. Explique que la predicación es una de las "obras excelentes" que los cristianos tienen el privilegio de realizar (Tito 2:14). Explique cómo nos impulsa a predicar las buenas nuevas y a dirigir cursos bíblicos conocer la verdad. Felicite a la congregación por el celo con el que efectúan tantas obras excelentes.

10 min. "Proclamemos con celo la verdad sobre Jesús." Análisis con el auditorio. Que un publicador demuestre la primera situación descrita en La Atalaya del 15 de mayo de 2014, página 8, párrafo 8. En la conversación, debe incluir la ilustración de la página 9, párrafo 13.

Cántico 5 y oración

• Estudio de la Atalaya

Cántico 89

¿Qué significa para ti lo que has recibido?

Cántico 135

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.